sábado, 6 de febrero de 2016

Receta de Magdalenas integrales con Quaker® Cruesli® para la campaña de Testamus

Para probar alguna receta para la campaña de Testamus de Quaker® Cruesli®, nos hemos decidido por mezclarlos con unas ricas Magdalenas integrales. Creemos que para  la avena lo mejor es la versión integral.

Para unas 18 magdalenas medianas las medidas de los ingredientes son:

- 220 gr de harina integral (tamizada)
- 200 gr de azúcar de caña
-   10 gr de levadura
- 200 ml de aceite de oliva suave
-   70 ml de leche entera fresca. (a temperatura ambiente)
- 4 huevos grandes (que estén a temperatura ambiente)
- Ralladura de naranja
- Canela, azúcar avainillado y unas gotitas de limón.
- 2 puñados de Quaker® Cruesli®, de la variedad que queráis, pasados por la picadora y que tengan      textura de polvo.
- 1 puñado de Quaker® Cruesli®, de la misma variedad, un poco picados ya que son trozos bastante      grandes.

Lo primero es tenerlo todo a mano y preparado. Ser ordenados en la cocina es esencial para no agobiarnos y que todo salga bien.

Después tamizaremos la harina, para que así no queden  grumos y nos sea más fácil de mezclar. Yo a falta de un tamizador, utilizo un colador de esos de rejilla metálica, a golpecitos y con paciencia.

Una vez ya lo tenemos todo preparado, ponemos el horno a pre-calentar a 210º. Así cuando ya lo tengamos todo preparado, ya las podemos meter.

Para la preparación de la masa, lo primero que haremos será mezclar los huevos con el azúcar. Lo mezclaremos bien con una varilla, hasta que la mezcla sea homogénea.

Añadiremos la leche y el aceite, y continuaremos removiendo bien.

Después rallaremos cascara de naranja, le pondremos la canela, el azúcar avainillado y unas gotitas de limón. Lo mezclaremos bien y le añadiremos los Quaker® Cruesli® que tenemos en formato polvo.

Seguidamente en un bol a parte,  mezclaremos la harina, la levadura y los Quaker® Cruesli® picados.

Y ya por último, los iremos mezclando con lo que ya tenemos bien batido poco a poco. Es importante ir mezclando poco a poco, principalmente para que no queden grumos, ni aire y así la masa sea lo más esponjosa posible. Cuánto más despacito y bien mezclado lo tengamos, más esponjosas saldrán las magdalenas.

Una vez ya está perfectamente mezclado, pasamos a colocarlo en los moldes.

En cuanto a los moldes, obviamente usad los de papel, aunque se que con los moldes de silicona no hace falta, a mi personalmente me gusta sacarles el papel para comérmelas. Pero cada una que las haga como quiera.

Podéis usar moldes de estos que van con su agujero para cada magdalena, o como lo hago yo con moldes individuales de flan. En cada uno pongo un molde de papel y de ahí a la bandeja del horno.

Tanto los moldes como los papeles se pueden comprar en Mercadona, u otros supers y en los Chinos. Por 3 euros tendréis moldes de papel y de flan para muchas magdalenas.

Volvamos a la mezcla. Para ponerla en los moldes, siempre es mejor usar una manga pastelera, pero tened en cuenta, que esta mezcla en concreto, tiene grumos gordos de la avena, por lo que mejor hacerlo con cuidado y una cuchara.

Llenad el molde hasta la mitad, y ponerlo en el horno. Yo tengo un horno eléctrico, lo que hago es pre-calentar arriba y abajo, y 5 minutos antes de meter las magdalenas dejo solo el calor abajo.
Si dejáis el calor de arriba no os subirán, porque se calentará la masa y pesará.

El tiempo es más o menos 15 minutos. cuando las veáis doraditas y que han subido, pincháis un par con un palillo, y si sale limpio, es que ya están.

Las sacáis, las dejáis enfriar un buen rato a temperatura ambiente. Las quitáis del molde y listos!!!!

A disfrutarlas!!!


Nosotros hemos elegido la variedad de Quaker® Cruesli® de Frutos Secos.


Aquí os dejo una foto del resultado. (por cierto no tienen mucho copete, pero es que a mi me gustan así más planitas, que me dan la sensación de más caseras)









ESPERO QUE OS GUSTE!!!!!!









No hay comentarios:

Publicar un comentario